Blog

¿Los psicólogos son bienvenidos en la aviación? ¡Sí! De hecho los necesitamos ✈🤔

El tiempo en el que hablar sobre el factor humano en la aviación era algo secundario y meramente conceptual ha desaparecido, hoy en día, cada vez es más necesario el conocimiento psicológico en el desarrollo de la seguridad aérea, sobretodo ante la gradual reactivación del sector.

La industria aérea cada día se da más cuenta que el centro de la operación no solamente es la aeronave, sino la tripulación, es decir, seres humanos de carne y hueso, que sienten, piensan, se angustian, se fatigan, se estresan y que si no son tratados como tal, pueden ocasionar accidentes con consecuencias fatales.

Tal vez en una oficina, no seguir las recomendaciones del equipo de trabajo o no tener hábitos saludables, no generen mayores efectos en la vida de las demás personas, probablemente se generen simplemente consecuencias negativas a nivel económico de la empresa por una mala decisión; pero en la aviación, el riesgo es extremadamente alto: estamos hablando de miles de pasajeros, incluyendo tripulaciones, que confían su vida a un medio de transporte, y que por un error humano podrían ocasionar un accidente.

En las demás áreas de la sociedad, las consecuencias de una decisión incorrecta, pueden pasar desapercibidas, en la aviación, pueden costarle la vida a una persona.

La historia ha demostrado que gran parte de los orígenes del riesgo en la seguridad operacional no se producen solo por causas mecánicas de la aeronave, sino del hombre o mujer que está detrás de ella, por eso el estudio del factor humano es uno de los avances aeronáuticos más importantes entre décadas, más que cualquier perfeccionamiento tecnológico a las cabinas, mejoras en la aerodinámica del avión o invento técnico aplicado al instrumento físico que permite volar.

Este estudio que procede de varias ramas, entre las que se destaca la psicología por supuesto, hoy nos lleva a preguntarnos la importancia en la reactivación aeronáutica tras la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid19.

Si deseamos seguir afirmando ante la sociedad que la aviación es el medio de transporte más seguro construido por el hombre, necesitamos darle la importancia que merece al estudio del factor humano.

Sin embargo, este problema no desvela a la industria aérea moderna. Reconocer la situación, aceptarlo y buscar corregirlo permitió este avance en la aviación años atrás… Es hora de volver a nuestros orígenes.

Según expertos, entre los que se incluyen experimentados miembros de tripulaciones exitosas de aerolíneas reconocidas, la Gestión de Recursos de la Tripulación (CRM) es una de las mejores defensas para prevenir los errores del factor humano en la aviación mundial.

Este conocimiento, cuyas raíces son bastante curiosas (surgió a comienzos de la década de los 70 debido al aumento de accidentes aéreos causados por el hombre y aún así los pilotos no consideraban importante este estudio porque “era un intromisión de otras ramas ajenas a la aviación”) profundiza en temas como el liderazgo, la gestión del recurso humano, el trabajo en equipo, la comunicación, las habilidades interpersonales, la formación previa, la toma de decisiones, la gestión eficaz de error, entre otras; y las combina con el contexto interpersonal de los miembros que conforman una tripulación (su familia, sus problemas, sus deseos… su parte humana) adentrándose en una premisa: si la tripulación está lo más equilibrada entre el ser, hacer y tener, no solo tendrá mejores rendimientos operacionales, sino que disminuirá al máximo posible, las opciones de un accidente aéreo.

Una de las grandes contribuciones de la psicología al mundo de la aviación son los programas de CRM, y la incursión de los saberes de autocuidado, sinergia, empatía y más, que aplicados funcionan magníficamente.

Ahora bien, cabe aclarar que el estudio sobre la Gestión de Recursos de la Tripulación (CRM) o la Gestión de Recursos de Mantenimiento (MRM) no se centran exclusivamente en el saber psicológico, sino que se nutren de los conocimientos de esta rama para constituirse. Por eso es normal ver a Pilotos, Tripulantes e incluso Técnicos dictando o instruyendo conocimiento sobre CRM (o MRM para mantenimiento) sin tener un estudio previo de psicología, pero sí con la habilitación en la licencia aeronáutica de instrucción IET esta competencia.

Podemos decir, que gracias a la psicología se abre el camino para que las tripulaciones, entre los que se cuentan instructores, capitanes, tripulantes, técnicos y todo personal aeronáutico, puedan aplicar los conocimientos sobre la gestión del recurso humano en la aviación.

Igualmente, conviene decretar que a “esa aeronave aún le falte pista por recorrer si quiere aterrizar a buen término” queriendo decir que el trabajo no está terminado para la psicología en el campo aeronáutico, y que por supuesto serán bienvenidos estos conocimientos y/o profesionales para el sector.

La psicología abre un nuevo firmamento, en donde la aviación podrá volar por mucho tiempo más. De la mano de la Gestión de los Recursos de Tripulación, como estudio del factor humano y su contexto.

PROMO: Si deseas ser parte de nuestro curso de CRM o MRM, conocer las fechas de inicio, requisitos y costos puedes visitar este enlace

2 Comentarios

    • ¡Hola! El curso está enfocado también para psicólogos, en especial para aquellos que deseen especializarse en el campo aeronáutico. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario