Blog

Escasez de pilotos comerciales: la otra cara de la crisis

El tráfico aéreo ha visto una importante reducción en su operación como consecuencia de la propagación del coronavirus y las medidas adoptadas por la mayoría de los países del mundo, por lo cual el sector ha entrado en una evidente crisis que ha tocado otras esferas de la vida misma, sin embargo, una de las perspectivas poco abordadas es la escasez de pilotos que se avecina ante esta situación.

Antes de que estallara la pandemia del Covid19 sobre el hemisferio occidental, el sector aéreo ya había encendido las alarmas sobre la escasez de tripulaciones, en especial de pilotos comerciales, como consecuencia del acelerado aumento del transporte mundial.

Según esto, Boeing estimaba que para el 2035 se necesitaría más de 700 mil pilotos de aerolínea, mientras que los cálculos de Airbus eran de 500 mil, además de 90 mil para la aviación ejecutiva; por supuesto con los efectos de la pandemia, las previsiones tuvieron que recalcular las cifras estimadas, sin embargo, no su mensaje principal: La aviación enfrentará, tarde que temprano, la escasez de talento humano frente a la demanda del transporte aéreo.

Hoy parece ser el menor de los problemas para muchas aerolíneas debido a los efectos generados por la pandemia, no obstante, parece estar obviándose la posible escasez a la que se verá envuelta la aviación cuando la recuperación del sector comience su ascenso.

Cabe entender una realidad, la aviación y el transporte seguirá siendo un importante activo para el mundo, por ende no se acabará, solo se adaptará a los nuevos retos, tal y como lo ha hecho a lo largo de su historia, en ese orden de ideas ¿cómo resolver la posible falta de personal aéreo capacitado que se avecina?

La situación se vuelve crítica sobre todo cuando el escepticismo por la formación de nuevo personal se ha extendido entre los jóvenes, como consecuencia de las heridas ocasionadas por el coronavirus. Hay que tener claro, la falta de pilotos apunta a una crisis mundial que todavía no se cree, o que se percibe como un problema del futuro.

Antes del coronavirus, se esperaba que China destronara a los Estados Unidos como el mercado aéreo más importante del mundo para el año 2022, de acuerdo con las estimaciones de la Asociación del Transporte Aéreo Internacional, hoy esa creencia está más cerca de ser una realidad. La manera en cómo el gigante asiático está a punto de lograr esto, fue con la contratación de personal extranjero, nuevas rutas y el pedido de aviones; dejando un vacío en el talento humano para las aerolíneas de esta parte del Continente.

Es difícil concentrarse en un solo problema, más cuando apenas hace poco comenzó el despegue moderado de la aviación en varias partes del mundo, entre ellas Colombia. Hoy no parece ser un debate urgente, pero lo cierto es que lo que puede venirse para la aviación a consecuencia de la falta de personal, puede ser incluso más peligroso que las mismas consecuencias que ya generó el Covid19 para el sector meses atrás.

La falta de talento humano amenaza con provocar una severa turbulencia difícil de sobrellevar para una época como esta.

Las estadísticas varían según la fuente, pero todo parece coincidir en que las necesidades de pilotos serán difícilmente cubiertas para los próximos años y esto detonará problemas en el mediano y largo plazo.

Como puede apreciarse el reto es enorme y los centros de formación siguen comprometidos con su responsabilidad con el futuro de la aviación, sin embargo, los esfuerzos serán insuficientes si no se acompañan las estrategias de motivación por la formación en los jóvenes, un apoyo gubernamental menos pasivo para becas e incentivos, la apertura para nuevas formas de abordar la crisis… La aviación no pude ser aliada solo cuando el viento esté en calma, hay que seguir redescubriendo su enorme potencial para la sociedad.

El crecimiento y recuperación nos tomará por sorpresa cuando la demanda asome a la vuelta de la esquina solicitando más personal para resolver las necesidades normales de la operación aérea. Es evidente que el aumento de pasajeros crecerá y ante esto, se requerirá más talento humano para garantizar una continua operación.

La crisis se avecina y se espera que no sea tarde para dejar de considerar esta situación simplemente como un problema del mañana.

Conoce nuestro programa de Piloto Comercial de Avión aquí o nuestros cursos para tripulaciones aéreas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario