Blog

Capitán Ovidio Calle: La leyenda de la instrucción aeronáutica en Colombia

Una sonrisa, un poco tímida … un poco contagiosa, se dibuja en su rostro el día del retiro; el punto final a la instrucción, pero jamás a la amistad. El Capitán Ovidio Calle le dice adiós a la formación de pilotos comerciales, dejando una huella imborrable en la memoria de más de 800 aviadores que pasaron por él.

Siendo las escasas tres de la tarde del 31 de agosto de 2020, Ovidio Calle asistió por última vez a la Academia Antioqueña de Aviación como instructor aeronáutico. Su tarea parecía simple: papeleo, entrega de documentos, una foto de recuerdo … Despidiéndose en una época en la que no se podía pagar con abrazos, lo que él entregó a la formación aeronáutica.

Vestido de ropa sobria y sencilla, sin apariencias, como fue su legado, el hasta entonces Capitán de la AAA fue testigo de como sus compañeros más cercanos preparaban una sorpresa que le hiciera recordar lo especial que fue para la historia de la Institución. Palabras de gratitud, aplausos, y una que otra historia de las que acostumbraba a contar en las pernoctas con alumnos, hicieron parte de este acto. El Capi Ovidio recibió su reconocimiento como miembro de la historia dorada de la Academia Antioqueña de Aviación.

La leyenda…

No es para menos, es posiblemente el hombre con más horas de vuelo de instrucción en aviones Piper PA 28 en Colombia y quizás en Latinoamérica. Una vida dedicada a volar; las cabinas fueron su oficina y casi 35 mil horas registradas su récord, difícil de superar.

La herencia que deja este “padre de la aviación colombiana” no es menor, cerca de mil alumnos “soleados” durante 35 años de instrucción aeronáutica. Sin mucha “prensa”, pasando desapercibido, pero consciente de haberle entregado a Colombia pilotos muy bien formados y a la sociedad ciudadanos responsables. El mérito de formar generaciones exitosas, listas para los retos aeronáuticos del día a día.

El Capitán, quien desde muy joven hizo parte de la AAA, fue el maestro de grandes pilotos que hoy forman parte de aerolíneas nacionales e internacionales, entre ellos su hijo y egresado AAA, quien es comandante en territorio asiático para una compañía de prestigio. Por sus ojos pasaron los buenos, malos, estables, dudosos, felices y esperanzadores momentos de la AAA en sus 47 años de existencia como Centro de Instrucción.

Su legado es tal que fue considerado el hombre capaz de medírsele a la formación aeronáutica cuando nadie más quería o se atrevía. Rechazó los lujos de la aviación informal, por la vocación de enseñar. Un capitán seguro, capaz de darle confianza a los jóvenes que no se sentían confiados de iniciar con su sueño (creía donde más nadie creía). Sus consejos brillan a través del tiempo y se resumen en los pilotos que pasaron por él. “El Capi creyó en mí” repiten sus alumnos: semejante honor para un hombre consciente de que la seguridad no solo la entrega una aeronave, sino el ser humano que la comanda.

El 2020 será recordado como el año en el que el Capitán anunció su retiro de la instrucción aeronáutica, para disfrutar de la merecida jubilación al lado de sus seres queridos, dándole poder al refrán popular “Después de cumplido el deber, el descanso es un placer”.

Escucha un mensaje de despedida que tiene preparado el Capitán para todos:

Ovidio Calle, la Academia Antioqueña de Aviación se siente honrada con usted por ser parte del equipo de instructores de vuelo por más de 3 décadas, le damos gracias a la vida por haber coincidido con usted y le deseas lo mejor de lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario